Un elemento de madera afectado por hongos de pudrición debe ser tratado de forma inmediata para paralizar el proceso de degradación.

Antes de aplicar un tratamiento contra los hongos es necesario eliminar todas las fuentes de humedad, restablecer o crear las condiciones óptimas de higiene de la construcción y asegurarse de que se mantendrán a lo largo del tiempo.

El tratamiento con biocida se aplicará sobre las zonas que presenten ataques prolongándose alrededor de las mismas hasta alcanzar un metro en la madera sana. La madera deberá estar libre de pinturas, barnices o cualquier material que lo recubra.

Deberán eliminarse las degradaciones superficiales que presenten para determinar la profundidad del ataque.

El tratamiento en profundidad, se realizará en madera de secciones grandes y medianas, mediante la inyección del protector biocida a través de taladros y previa colocación de válvulas inyectoras específicas.

El tratamiento superficial a todas las maderas afectadas por pudrición y todas aquellas susceptibles de ser atacadas por los hongos, se protegerán superficialmente mediante pulverización del biocida.


Tratamientos preventivos

Los hongos de pudrición de la madera únicamente se desarrollan cuando el contenido de humedad de la misma alcanza un valor superior al 20%, por este motivo, la simple eliminación de las fuentes de humedad detiene su ataque.


Para una mayor información te adjuntamos un interesante documento

Descargar archivos

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted