Para su eliminación aplicamos un tratamiento químico que se realiza impregnando la madera del inmueble y/o el perímetro del edificio con un insecticida específico para repeler o eliminar las termitas.

El tratamiento de la madera estructural del inmueble se realiza introduciendo en ella de un producto biocida que evita el ataque de las termitas. Se hace en profundidad, mediante la inyección del producto a través de inyectores con válvula antirretorno y seguidamente la superficial mediante la impregnación de un producto termicida. Con ello garantizamos la penetración del mismo en la totalidad de la longitud de las piezas tratadas.

En función del grado de afectación y las características constructivas, los técnicos especialistas le recomendarán el tratamiento de la totalidad de la madera, o de las zonas donde se encuentra instalada y más propensa a ser atacadas por termitas.

Se crea una barrera química en el perímetro del inmueble con producto termicida mediante la instalación de inyectores en el perímetro del edificio, tanto en suelos como muros y pilares, que impida la entrada de las termitas.

En función de las características constructivas del edificio podemos necesitar otras barreras interiores.

También se instalan cebos cuyo principio de funcionamiento se basa en la difusión de un producto biocida a la totalidad de los individuos de la colonia. Al tener un efecto retardado va a impedir que las termitas inmaduras alcancen la fase adulta. Poco a poco, mediante el fenómeno de la trofalaxia (intercambio de alimentos), el conjunto de la colonia será intoxicada y morirá.

Las fases del tratamiento son:

  • Instalación de los cebos e interceptación de las termitas
  • Eliminación de la colonia de termitas
  • El control de la reinfestación


Tratamientos preventivos para las termitas

Las termitas subterráneas necesitan humedad, por ello evitando la acumulación de agua/humedad podemos disminuir las infestaciones. Además evitando la existencia de fuentes de alimento como restos de madera o celulosa, evitaremos su proliferación. También se utiliza los métodos químicos en la prevención contra el ataque de termitas.

La metodología más utilizada consiste en realizar tratamientos del suelo de preconstrucción con termicidas de larga duración para formar una barrera química. Otros métodos son la utilización de madera con sustancias repelentes o la instalación de un film anti-termitas de polietileno de alta resistencia antes de realizar el encofrado de la cimentación. En nuestro país, la lucha contra termitas se centra en el control curativo.


Para una mayor información te adjuntamos un interesante documento

Descargar archivos

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted